domingo, 2 de septiembre de 2018

Dell XPS 13 y el "Dynamic Brightness Control"




Hace cosa de año y medio, tras haber estado unos cuantos años muy satisfecho con el modelo anterior de XPS 13 de Dell (la edición Developer, con Ubuntu preinstalado), me actualicé a la ultima edicion del XPS 13, el modelo 9360.

Lo cierto es que aparte de llevar la ultima version del Intel i7 y 16Gb de RAM en lugar de las 8 que tenía el anterior, no había muchos mas cambios. Pero para programar con Grails junto con las ventanas de terminal, maquinas virtuales y demás que suelo tener, el paso a 16Gb era algo necesario.

La instalación de Linux Mint en lugar del Ubuntu que venía de serie fué limpia. Sólo tuve que pasar a los kernels 4.13.x en lugar de los 4.11.x por no-recuerdo-que problema tonto con la WiFi, o el trackpad.

El teclado no es que me volviera (aún, vuelva) loco: el del model anterior es en mi opinion mucho mejor con mas relieve en las teclas y mas facil la pulsación. Todavia hoy, caso dos años despues, me cuesta hacer de forma rápida la combinación Ctrl-Shift-[cualquier tecla] porque o bien el Ctrl o bien el Shift no se pulsan bien. Son bastantes las veces que he parado una tarea en una terminal al intentar copiar con Ctrl-Shift-C y pulsando en realidad Ctrl-C

Pero si había algo realmente molesto es una funcionalidad que a algun genio se le ocurrió en Dell: el Dynamic Brightness Control. Esta maravilla lo que hace es cambiar el brillo del display de forma automática en función del contenido que hay en tu pantalla. Si hay contenido muy claro, aumenta el brillo. Si es oscuro, lo baja. Ojo: que no me he equivocado. No es que intente igualar (que ya sería suficientemente malo), sino que intenta realzar aún mas. Caso típico: estas en la cama, o en semioscuridad por la noche y abres un terminal con fondo oscuro. El portatil automáticamente baja aún mas el brillo hasta que casi no puedes leer. Cambias al navegador, con fondo claro, y la pantalla comienza a brillar cada vez mas hasta que te quema los ojos. Genial. Y si fuera diseñador, imagina los problemas con el cambio de contraste y brillo.

Empecé a buscar soluciones y había mas gente con quejas. Desde el soporte técnico de Dell no me daban ninguna solución. Una funcionalidad que debería poderse habilitar o deshabilitar desde BIOS (en mi opinión) estaba grabada a fuego en el sistema de video. Si tienes este modelo de portatil (este problema tambien está presente en algunos de la gama Inspiron) y sospechas que estás afectado por el problema, en esta página puedes comprobar si realmente lo estas o no

Mientras que estaba con la reclamación en el servicio técnico, y a raiz de las quejas de los usuarios en los propios foros de Dell y en Reddit finalmente Dell liberó una utilidad para desactivar esta funcionalidad. Una herramienta que solo funciona en Windows. Reclamé a Dell:

- A ver, Dell, vosotros me habéis vendido el ordenador con Linux, y presumís de dar soporte a Linux. ¿Donde está la herramienta para parchear la dirección de memoria que deshabilita esto?
- Ni está ni se la espera en el futuro
- Estupendo. Entonces, ¿que hago?
- Formatear el equipo, instalar Windows, ejecutar la utilidad y restaurar el equipo
- ¿Estais de coña, ¿verdad?. ¿Borro mi equipo de trabajo e instalo un windows pirata, es lo que me estáis diciendo?
- Si, es la única solucion
- ¿Y no puede Dell proveer una imagen Iso con la utilidad, o un ejecutable, o una actualizacion de BIOS...?
- Nope. La herramienta solo funciona en Windows.


Y así ha pasado el tiempo. He cambiado las ventanas de terminal a blanco, he cambiado los colores de mi IDE (IntelliJ idea) a colores claros... todo por la maldita función no deseada.

Durante este tiempo he intentado crear un USB de arranque de Windows para ejecutar el programa sin tener que borrar los datos. Sin éxito. Las pruebas con unetbootin y versiones (que aparecen y desaparecen) de Windows Portables (Gandalf es el que estuvo mas cerca) eran todas fallidas. La mayoria de las veces el pendrive no arrancaba (probando combinaciones de formateo con diferentes tablas de particiones, MBR.. ) Cuando arrancaba en Windows no podía instalar programas. Por supuesto, desde una máquina virtual el parche no funciona. Para mas coña, para ejecutar la utilidad que desabilita la funcionalidad, es necesario instalar los drivers de video de intel.

Al final este fin de semana, antes de empezar el curso me decidí a quitarlo como fuera. Tras el backup completo empecé a buscar alguna forma de arrancar desde pendrive para evitar todo el lio de cambio de sistema de boot, formateo, instalación, restauración... y finalmente encontré una forma que me ha funcionado basado en la página de ArchLinux sobre el XPS13. Con algunos cambios (la herramienta woeusb parece no estar disponible ya en los repositorios y no me apatecía ponerme a compilar). Y necesitando un Windows para hacer el proceso.


El proceso, desde Windows (si, he necesitado un Windows para solucionar el problema), ha sido el siguiente:

  • Descargar desde el sitio oficial de Microsoft la herramienta para creación de una ISO de instalación/arranque. No descargas la ISO, sino una herramienta que (entiendo) toma parte de instalación de Windows (numeros de serie incluidos) y crea un fichero ISO. No tengo muy claro si lo que crea es una ISO para reinstalar o para ejecutar en vivo, pero da igual.
  • Usar la herramienta Win2Usb para crear el pendrive de arranque. Aunque se supone que con 16Gb es suficiente, no lo es. Yo he necesitado uno de 32Gb. Afortunadamente, esta herramienta particiona el pendrive y modifica el sector de arranque de la forma en que a Windows le gusta para luego arrancar.
  • Arrancar con el Pendrive recien creado. Por suerte, el arranque es bastante limpio (es como una instalación, con su seleccion de idioma y su Cortana hablando) pero todo se ejecuta sobre el pendrive. Afortunadamente, permite la instalación de software, conexion a internet, etc.
  • Instalar los drivers de video para el XPS13 (verifica si hay una version posterior!)
  • Instalar la herramienta de (des)activación del Dynamic Brightness Control
  • Comprobar en la página de test que el problema ha desaparecido.
  • ¡Listo!


Visto ahora, no parece tan complicado. Pero en total, a lo largo de este año y medio, probablemente me ha llevado mas de 25 horas de llamadas, pruebas, lecturas, intentos... Ten en cuenta que cada prueba (descargar una ISO, grabarla, arrancar, probar...) lleva sus 15 ó 30 minutos. Y lo que mas me fastidia ha sido el nulo soporte de Dell en un problema que obviamente es suyo. Ni por teléfono (ojo: ningún problema con los técnicos, super competentes, que me han atendido por telefono o email), ni por twitter (numero de respuestas interesandose por el problema: cero)

Ya tengo el problema solucionado pero ¿volveré a comprar un Dell?. De momento hace pocas semanas tuvimos que comprar uno nuevo en la empresa y mi recomendación fué Lenovo. Tambien hemos comprado Mountain (ningún problema, tal vez un poco ruidosos y pesados) y desde hace algun tiempo me están hablando muy bien de los Slimbook (además, españoles).

Asi que... ¿repetiré Dell?. Seguramente con dos ha sido suficiente. Una pena, tras años recomendándolos por la buena experiencia del primero.





Ultimos enlaces compartidos

Aerotrastornados - Blog Aeronáutico