miércoles, 21 de octubre de 2015

Ménilmontant Swing: El espíritu de Django y Grappelli en Madrid




Hace un par de semanas, un amigo me comentó que iba a ver un concierto de tipo «Jazz Manouche», el nombre con el se llama en Francia lo que yo siempre había conocido como Jazz Gitano.

Este tipo de Swing Jazz se popularizó en los años 30 del siglo XX gracias al Quinteto del Hot Club de París donde destacaban Django Reinhardt en la guitarra y Stephane Grappelli al violín. El virtuosismo de ambos era una nota característica, pero no la única. La intensidad de las ejecuciones, la endiablada imaginación de Django para inventar una melodía diferente del original en cada interpretación (además de su estilo de tocar la guitarra provocado por el accidente que le inhabilitó los dedos 3º y 4º de la mano izquierda) y el sentimiento en el violín de Grappelli hicieron de su música algo muy grande y muy dificil de imitar.


Como quiera que la pareja Django/Grappelli (y Joe Pass) fue la que me introdujo en el Jazz hace muchos años (gracias, Juanjo, por aquellos despertares nebulosos en Noja con la versión de «Nuages» de Skol) no podía dejar pasar la oportunidad de ver algo parecido en directo: Menilmontant Swing en el Café Populart de Madrid


Antes, el citado amigo me había regalado el primer disco editado de este cuarteto así que ya iba con los deberes hechos, sobre todo en lo referente a lo que mas me interesa: la guitarra. Y resulta que el guitarra, Javier Sánchez es, simplemente, una auténtica pasada. No lo conocía previamente, pero resulta ser uno de los mejores guitarras que tenemos actualmente en España. Profesionalmente es músico de estudio y colaborador en directo con varios de «los grandes» (en algun caso, opinión personal, simplemente «famoso»). Pero como afición le da al Jazz. Puro vicio. Mejor un video que mil palabras:


El grupo lo forman Fred PG a la guitarra rítmica, Gerardo Ramon al contrabajo, Raúl Máquez al violín y el ya citado Javier Sánchez. Y el concierto fue una auténtica pasada. Mas 12 de horas después el concierto sigo impresionado por la forma de tocar tanto de Raúl como de Javier.




No se puede decir, ni mucho menos, que sean unos simples imitadores del Quinteto Parisino: Menilmontant tienen un estilo propio. El violin de Raúl no alarga las notas como Grappelli. Y Javier tiene en la mano izquierda 4 dedos, no 2 como Django. Y (el jodío :-)) los aprovecha muy bien. Para mi lo de ayer fue una clase magistral de como tocar la guitarra, de como hacer escalas y arpegios vertiginosos, incluso de como meter en algunas ocasiones secuencias de Country con púa y dedo en la mano derecha mezclado sobre la base ritmica de jazz. Muy impresionante.



Durante el concierto (en dos partes, un total de una hora y media mas o menos) hicieron un repaso a algunos clásicos y a temas propios. Eché de menos escuchar Limehouse Blues, uno de los temas que si que está incluido en su disco y que siempre me ha gustado.

Aunque, como en toda banda, «las estrellas» son claramente los solistas, sería injusto no comentar la buena labor de la seccion rítmica: Si bien mi cabeza y oído estaban pendientes al 110% de Javier y Raúl tengo que reconocer que los pies se movían ellos solos por obra y gracia de Fred y Gerardo.



Aunque no me llevé la cámara «de verdad», hice algunas fotos con el móvil -tuve suerte de coger sitio en primera fila-, algunas de ellas las que puedes ver en esta anotación. Y algo de video. Los recuerdos se los lleva el viento, pero youtube es para siempre :-)





Menilmontant Swing tocan mas o menos habitualmente en el Café Populart de Madrid y ocasionalmente en otros garitos similares. Si te gusta el Jazz, la guitarra, el violin, o simplemente la buena música, no deberias perdértelo.



Ultimos enlaces compartidos

Aerotrastornados - Blog Aeronáutico