domingo, 19 de abril de 2015

El principito, el ballet



Ayer me sucedieron dos cosas bastante inusuales. La primera (que en realidad sucedió un par de dias antes) es que Facebook me sirvió para algo. No soy usuario habitual de la red social mas popular. No me acaba de convencer la simetría necesaria en las relaciones ni tampoco tengo mucha confianza en la forma en que se tratan las publicaciones que se puedan hacer ahí. Fotos y demas. Pero esta vez me sirvió para saber que un ex-profesor de saxofón de mi hija, Daniel García Centeno, estaba haciendo algo relacionado con El Principito que resultó ser la música original para una representación basada en la famosa historia de Saint-Exupéry. El formato de la obra, me enteraría después de comprar las entradas, era ballet.

Y esa fué la segunda cosa inusual: yo nunca habia estado en una representación de ballet. Mis hijos (13 y 10 años), menos, y reconozco que tuve un poco de miedo sobre como lo tomarían. ¿Les aburriría?.


Lo cierto es que al poco de empezar el espectáculo se me pasaron todos los miedos. Tanto por la historia, universal y para todas las edades (mis hijos ya la conocían) como por la calidad técnica y espectacular de los intérpretes: Jose Tirado, director artístico, intérprete del personaje principal y hasta donde entiendo, alma mater de esta obra. Antonio Villa, en el papel de El Aviador. Astrid Julen, como la Rosa, la mujer de negocios y la Serpiente (¡impresionante!). Antonio Jimenez Navarro como Farolero y el hombre Vanidoso, y Haizman Fathy intepretando el papel del Zorro y el Borracho. Simplemente inmejorable.

Se que no soy el mejor crítico que puede haber para este tipo de espectáculo ya que es la primera vez que lo veía pero debo decir que salí encantado. Y mis hijos también, supongo que eso quiere decir algo.



Con lo que si que puedo opinar con algo mas de conocimiento es sobre la «banda sonora». Habiendo ido a ver la obra además, precisamente por conocer al autor, es claro que estuve mas pendiente de ella que en otras ocasiones. Y... bueno, que decir: la música acompaña de una forma increíble cada uno de los momentos de la obra, haciendo que las emociones suban enteros. Yo he compuesto (hace tiempo) varias canciones. Pero es muy diferente hacer un estribillo y unos versos a crear «algo» que no llame la atención por encima del motivo principal (que evidentemente es la parte visual) pero que la lleve más allá. Dificil de describir pero no puedo por menos que dar la enhorabuena a Daniel por su inspiración.



La obra se va a representar en el teatro Cofidis Alcázar de Madrid hasta el día 31 de Mayo. Mi opinion (no imparcial, pero desde luego tampoco nadie me ha pagado para publicarla) es que es una obra altamente recomendable y mas aún si tienes hijos de 6 años en adelante.



Ultimos enlaces compartidos

Aerotrastornados - Blog Aeronáutico